La Corte Suprema de Estados Unidos evalúa anular el derecho al aborto

La Corte Suprema de Estados Unidos, de mayoría conservadora, se apresta a derogar el histórico fallo Roe vs. Wade, que consagra el derecho al aborto en el país desde hace casi 50 años.

El sitio Politico difundió el borrador de una opinión mayoritaria del tribunal que anularía el fallo. El documento de 98 páginas fue escrito por el juez Samuel Alito y distribuido dentro del tribunal dominado por los conservadores, informó el medio de comunicación.

El texto fechado a 10 de febrero califica la histórica decisión del caso Roe contra Wade de 1973 que consagra el derecho al aborto como “atrozmente errónea desde el comienzo”.

“Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados”, escribió Alito en el documento, etiquetado como “Opinión del tribunal” y publicado en el sitio web de Politico.

“Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes elegidos por el pueblo”, continuó.

La filtración del texto es extraordinaria al estar todavía la cuestión a debate. Politico dijo que era la primera vez en la historia moderna que un borrador de opinión se había revelado públicamente.

Se desconoce si el documento representa la última palabra del tribunal en este asunto.

Qué son los casos Roe y Casey

En el caso Roe contra Wade, la Corte Suprema del país sostuvo que el acceso al aborto es un derecho constitucional de la mujer.

En una sentencia de 1992, Planned Parenthood contra Casey, la corte garantizó el derecho de la mujer a abortar hasta que el feto sea viable fuera del vientre materno, lo que suele ocurrir entre las 22 y 24 semanas de gestación.

“La conclusión ineludible es que el derecho al aborto no está profundamente arraigado en la historia y las tradiciones de la nación”, escribió Alito.

Segú Politico, Alito tendría el respaldo de cuatro de los otros jueces designados por los republicanos: Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

Los tres jueces designados por los demócratas -Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan- están trabajando en una o más disidencias. No está claro cómo votará finalmente el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, y si se unirá a una opinión ya escrita o redactará la suya propia.

Qué pasaría si se anula Roe vs. Wade

Si el tribunal confirma esta opinión, Estados Unidos volverían a la situación antes de 1973, cuando cada uno de sus estados era libre de prohibir o autorizar las interrupciones del embarazo.

Debido a las importantes fracturas geográficas y políticas sobre esta cuestión, una mitad del país, sobre todo en el sur y el centro conservador y religioso, podría prohibir rápidamente estos procedimientos.

El Instituto Guttmacher, un grupo de investigación que defiende el derecho al aborto, afirmó que es “seguro o probable” que 26 estados prohíban el aborto si la decisión Roe contra Wade es anulada.

Planned Parenthood, que opera clínicas de aborto en todo el país, dijo que el proyecto de opinión es “indignante”, pero advirtió que “no es definitivo”.

Manifestaciones en Washington

Después de publicarse esta filtración, cientos de personas se congregaron espontáneamente frente a la sede de la Corte Suprema en Washington, algunos para protestar, otros para celebrar.

Entre una multitud que gritaba “mi cuerpo, mi decisión”, Abby Korb, estudiante de 23 años y asistenta parlamentaria, dijo a la agencia de noticias AFP estar “literalmente en estado de conmoción”.

Para ella, “ilegalizar los abortos no terminará con ellos, simplemente los hará más peligrosos”.

Por su parte, Claire Rowan, de 55 años, madre de siete hijos, no podía esconder su entusiasmo y aseguró que espera que la gente “pida perdón a Dios” para que los Estados Unidos puedan “curarse”.

La ley de Mississippi que desató todo

Los derechos reproductivos se vieron cada vez más amenazados en Estados Unidos en los últimos meses, ya que varios estados conservadores se movilizaron para endurecer las restricciones.

El borrador difundido está vinculado precisamente a una ley estatal de Mississippi que buscaba prohibir la mayoría de abortos después de la semana 15.

En diciembre, al discutir este texto, los jueces de la Corte Suprema ya dejaron entender que querían anular la decisión de Roe contra Wade.

La decisión de los nueve miembros del tribunal, dominado por conservadores tras la nominación de tres jueces por el expresidente Donald Trump, se espera para junio.

Los demócratas, liderados por el presidente Joe Biden, tratan de proteger el acceso a este procedimiento y varios dirigentes reaccionaron a la filtración pidiendo que la decisión Roe contra Wade se inscriba en la ley.

La Cámara de Representantes ya había aprobado una proposición en este sentido, que cayó en el Senado por la feroz oposición republicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *