El Banco Central volvió a subir las tasas para frenar la inflación

Este jueves, horas antes de que se conozca la inflación de julio, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) subió 950 puntos básicos la tasa de referencia hasta 69,5% nominal.

Se trata de un nuevo impulso a la estrategia de la autoridad monetaria para aplacar los altos índices de inflación y que los pesos en circulación no vayan a recalentar el dólar blue o los financieros.

Es la suba más fuerte en lo que va del año y la segunda en las últimas dos semanas: el pasado 28 de julio había definido un ajuste de 800 puntos básicos, que llevó al rendimiento de las Leliq a 28 días al 60%.

El mismo rendimiento dispuso para los plazos fijos a 30 días de hasta $10 millones. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado (como los UVA precancelables) la tasa mínima garantizada se establece en 61%.

La fuerte corrección, que la que empuja a la tasa Efectiva Anual a 98,8%, fue comunicada al mercado en medio de la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), que realiza este jueves el BCRA en momenots en que el directorio comandado por Miguel Pesce se encontraba reunido y cuando se espera conocer la inflación de julio, que será récord para los últimos 20 años.

“Luego de dos meses en los que la inflación mostró una tendencia a la baja, los precios se aceleraron en julio en el contexto del incremento que se observó en la volatilidad financiera a nivel local y que afectó negativamente a las expectativas de inflación. Debido a ello, el BCRA considera necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria y acelerar así el proceso de normalización de la estructura de tasas de interés activas y pasivas de la economía para acercarlas a un terreno positivo en términos reales”, precisó el BCRA en un comunicado.

Explicó que la suba en la tasa de política contribuirá a reducir las expectativas de inflación en lo que resta del año y a consolidar la estabilidad financiera y cambiaria alcanzada luego de los eventos disruptivos de los últimos dos meses que motivaron la intervención del BCRA en el mercado secundario de títulos públicos.

“El BCRA continuará calibrando la tasa de interés de política en el marco del proceso de normalización de la política monetaria en marcha, prestando especial atención a la evolución pasada y prospectiva del nivel general de precios y la dinámica del mercado de cambios. En tal sentido, el BCRA fijó la tasa de interés de la Leliq a 180 días en un nivel efectivo anual menor que su correspondiente a 28 días, proyectando una desaceleración del proceso inflacionario”, añadió el comunicado-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *