Abrieron sumario contra los policías que prohibieron a una madre amamantar en una plaza

El Ministerio de Seguridad bonaerense, por medio de Asuntos Internos, le abrió un sumario administrativo a los dos policías locales de San Isidro que le prohibieron a una madre amamantar a su bebé en una plaza de ese distrito.

“El Ministerio de Seguridad, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, abrió un sumario administrativo a dos integrantes de la Policía Local de San Isidro, que días atrás le impidieron a una joven amamantar a su bebé en una plaza de esta ciudad. Además, se encuentra en proceso de investigación la sanción que les pudiera corresponder”, precisó en un comunicado la cartera que encabeza Cristian Ritondo.

En el mismo parte de prensa, el Ministerio informó que, junto con el Ministerio de Desarrollo Social y el Municipio, firmaron un convenio con la Fundación Lactancia y Maternidad (Fundalam) “para dictar charlas de capacitación a efectivos de las policías locales”. “Esta medida busca que los policías conozca los beneficios que la leche materna tiene en la alimentación de los pequeños en sus primeros meses de vida, además de evitar que se repitan hechos como el ocurrido días atrás”, concluye el comunicado.

La decisión de Ritondo está en sintonía con el pedido del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, quien el martes solicitó al comisario general Pablo Bressi, jefe de la Policía Bonaerense, que concientice a estos nuevos agentes “en la defensa del ejercicio de las libertades públicas y que transmita que este municipio promueve la lactancia materna como acción de salud”.

El martes 12 de julio, Constanza Santos, de 22 años, denunció en su cuenta de Facebook que dos policías mujeres la echaron de una plaza de San Isidro cuando amamantaba a su hijo Dante de nueve meses y que cuando fue hacer la denuncia a la Comisaría de la Mujer no se la tomaron. “Me pidieron el documento y me dijeron que estaba prohibido amamantar en público. La policía más joven me agarró del brazo y me dijo ‘te vas a tener que retirar o es resistencia a la autoridad’, así que me fui con el bebé llorando”, había detallado la mujer.

El caso generó una gran repercusión y se convocó, a modo de protesta, a una “teteada masiva” o “pique-tetazo” para el sábado a las 15:00 en San Isidro.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *